Quién es Alejandro Finocchiaro, el nuevo ministro de Educación

Terminado los 17 días de huelga docente en Buenos Aires y con un arreglo salarial con el sector, Alejandro Finocchiaro ya tenía asignado nuevo destino en Nación en reemplazo de Esteban Bullrich.

Según la percepción del tándem Mauricio Macri-María Eugenia Vidal, su carpeta política es inapelable para el cargo: en todo el conflicto con los maestros bonaerenses representó la “villanía” oficial ante cada presión de los gremios. Como antes abordó similares roles desde la subsecretaría de Políticas Educativas y Carrera Docente del ministerio de Educación de la Ciudad Autónoma. “Es un PRO puro”, asumen en el oficialismo.

Fue hasta esta semana el responsable del tercer sistema educativo de Latinoamérica, detrás de México Distrito Federal, con 18 mil establecimientos y un universo de casi cinco millones de alumnos y 260 mil docentes. No pudo con el régimen de licencias de los maestros, con la disminución del ausentismo y la modernización del sistema administrativo en la Dirección General de Escuelas. Tampoco con el esquema apremiante del 93 % de todos los recursos destinado exclusivamente a sueldos. Es improbable que alguien pueda lograrlo en el mediano plazo.

De esa complejidad gestionaría pasa a una cartera sin escuelas, por la transferencia que en su momento realizó el ministro Domingo Cavallo.

La confiabilidad política del funcionario resulta su soporte. Pero, además, tiene beneficios de geografía. Su militancia reciente es en La Matanza, donde viven casi dos millones de bonaerenses y vota la mitad. Una provincia dentro de otra provincia. El elefante dentro de la caja de zapato que despierta cada dos años, con las elecciones. Alli, Finocchiaro ejerció como profesor titular de Derecho Político en la Universidad Nacional de La Matanza, y también se desempeñó como secretario académico, vicedecano y decano del Departamento de Derecho y Ciencia Política y coordinador de la Maestría en Gestión Judicial.

Es Magíster en Educación, egresado de la Universidad de San Andrés y doctor en Historia por la Universidad del Salvador. Tiene otros títulos académicos. Y un poco de política callejera: es el referente de Cambiemos en ese distrito. Con la asistencia del candidato a diputado nacional partidario Hernán Berisso (Director Provincial de Consejos Escolares) intenta hacer base en un municipio gobernado desde 1983 por el peronismo. Un territorio hostil. La disputa a los codazos entre el propio Macri y la intendenta Verónica Magario por el Metrobus inaugurado en el distrito lo certifica.

El gobierno firma un resultado en octubre que asegure 35 % de votos Cambiemos en La Matanza. Sólo así Finocchiaro podría soñar con ser intendente en 2019, después del ajetreo administrativo en el gabinete de Macri.

Clarin

Comparte...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Enlace para bookmark : Enlace permanente.