La inteligencia artificial: una revolución en la educación

Un debate ineludible ante la 4´ Revolución Industrial o segunda era de las computadoras en tiempos de la robótica y la inteligencia artificial es cual será el impacto de estas nuevas tecnologías en el mercado de trabajo y el futuro del empleo. El concepto inteligencia artificial (IA) refiere al conjunto de redes en los cuales algoritmos y máquinas intentan simular el comportamiento del cerebro humano.

AlphaGo la inteligencia artificial de Google desarrolló algoritmos capaces de jugar y derrotar a los grandes maestros; en el mes de marzo último este programa informático derrotó por 3 a 0 al mejor jugador del mundo Ke Jie en el juego milenario de origen chino denominado GO.

Para el economista Juan Francisco Jimeno (Mg. En Computación, Economía y Finanzas de la Universidad de Huelva España), la Inteligencia Artificial (IA) no destruye el empleo, sino que cambia la forma de organización, su composición y la cualidad,lo cual genera un desafío para el sistema educativo.

Surge entonces el siguiente interrogante: ¿Cómo revolucionará la inteligencia artificial a la educación?

Una mirada del análisis esta puesta en las modalidades pedagógicas. En un aula, el uso de algoritmos podría detectar déficit de enseñanza y dar retroalimentación en tiempo real a los profesores, para orientar a los alumnos y desarrollar tutorías digitales personalizadas que mejoren la experiencia del aprendizaje.

 Tambien podría planificarse o replanificar contenidos a fin de mejorar la comprensión de los estudiantes y de esa manera reducir el abandono escolar.

Las nuevas tecnologías serán capaces de generar textos más individualizados, según las necesidades de cada estudiante. En ese sentido, McGraw-Hill ha estado desarrollando nuevas herramientas, en tecnología adaptativa, es decir programas que entienden al estudiante y anticipan lo que no sabe.

A partir de esa información, el sistema ofrece al estudiante contenidos que pueden ser del propio McGraw-Hill, de terceros o nuevos contenidos, de manera personalizada y algorítmica, de acuerdo a su necesidad.

Este proceso denominado machine learning permite analizar cómo es el proceso de aprendizaje de cada alumno en particular y le ofrece nuevos contenidos. Asimismo el docente puede monitorear el avance del aprendizaje del alumno o del aula.

Para Martín Molina, (catedrático del Departamento de Inteligencia Artificial de la Universidad Politécnica de Madrid), en Robótica e Inteligencia Artificial estamos aun en los primeros pasos. No hay ningún robot que tenga comprensión lingüística y visual. “No saben comprender un libro entero o traducir una poesía ya que son incapaces de detectar y menos aún pueden resumir un texto”, sostiene este profesor.

La predisposición y aptitudes al intercambio social, el liderazgo de grupos o el trabajo en equipo, rasgos particularmente genuinos del género humano tampoco son factibles de emular con la robotización y la IA.

¿Cómo programar la curiosidad, característica que nos predispone y estimula a investigar, estudiar y llenar nuestros vacíos de información? ¿Qué factores motivan a los individuos a cruzar las barreras de sus propios conocimientos y experiencias? Parafraseando a Santiago Bilinkis en su artículo publicado en La Nación Revista el pasado 30 de julio: ¿será esta un arma secreta contra los robots?

Impulsados por la Organización para la cooperación y el desarrollo económico (OCDE), próximamente se incorporarán nuevas dimensiones de evaluación en las ediciones de las Prueba Pisa 2018 para la educación secundaria.

Una de ellas se referirá a la competencia global (capacidad de los alumnos de analizar asuntos globales e interculturales); además del subcomponente referido a la capacidad de los alumnos centrados en el pensamiento crítico, la empatía y la flexibilidad.

La Inteligencia artificial, será disruptiva en Educación, sin embargo aún queda un largo camino a recorrer, el reto estará dado entonces en capitalizar los beneficios de una pedagogía mas personalizada, la expansión del aula con nuevas tecnologías, la articulación de la modalidad presencial y virtual y una mayor interacción entre profesores y alumnos.

Cronista

Comparte...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Enlace para bookmark : Enlace permanente.